Comencemos la lactancia /

2014.12.19

Esta guía te da consejos y tips en como establecer buenas prácticas para amamantar a tu bebé en los primeros días de nacido y posteriormente.

PRODUCCIÓN DE LA LECHE

Durante el embarazo, dada la respuesta de las hormonas, los pechos de las mujeres comienzan a prepararse para amamantar. El tejido glandular se desarrolla y los pechos aumentan. La primera leche –que puede ser de color claro o amarillo- se llama calostro, y puede comenzar a gotear de tus pezones incluso a las 20 semanas de embarazo.

Después del nacimiento, el calostro provee todos los fluidos y nutrición que un bebé necesita. También ayuda en la prevención de infecciones y enfermedades en recién nacidos. Durante los próximos días el calostro gradualmente comienza a cambiar a leche madura y el volumen aumenta. Aquí es donde decimos que finalmente, “bajó la leche”.

Durante este tiempo, usualmente hay más leche producida de la que se requiere y tus pechos pueden llenarse y sentirse incomodos. Esto es común y se resolverá. Las buenas practicas de lactancia ayudaran a que tu producción de leche se ajuste para satisfacer las necesidades de tu bebé. En alrededor de dos semanas la leche es mucho más blanca y rala en apariencia y continúa incrementando en volumen para satisfacer las necesidades de tu bebé.

La producción contínua de leche depende en la estimulación frecuente y el vaciamiento de tus pechos, ya se por amamantar o sacar leche con extractor. Durante la lactancia o extracción de leche se segrega la hormona “oxcitocina” que ayuda a expulsar la leche a través de los ductos de la mama y el pezón. Esta acción se llama: “baja de leche”, y es un reflejo que toma aproximadamente 60 segundos y en algunas mujeres se siente como una picazón leve o sensación de llenura en los pechos, algunas no sienten nada pero pueden notar que la leche les gotea.

BUENAS PRÁCTICAS DE LACTANCIA

Los siguientes puntos son una guía para iniciar y establecer la lactancia.

Cuando tu bebé es recién nacido:

  • Alimenta a tu bebé con tu pecho tan pronto nazca, preferiblemente durante la primera hora.
  • Colócate al bebé desnudo directo sobre tu pecho (piel con piel)
  • Asegurate que tu bebé esta bien enganchado al pecho
  • Antes de “la baja de leche” muchos bebés puede amamantar hasta 12 veces en 24 horas.
  • Idealmente tu y tu bebé deben de permanecer juntos en la misma habitación para amamantar de acuerdo a sus necesidades durante el día y la noche.
  • Si tu bebé tiene dificultad enganchándose al pecho, sácate leche con extractor y dale calostro en vasito o cuchara.
  • La lactancia es una habilidad que aprendes y muchas veces necesitas de asistencia y apoyo. No tengas miedo en pedir ayuda.
  • Intenta posponer el uso de pépes y formula en pacha si no ha sido recomendada por tu médico.

Estableciendo la lactancia:

  • Preparate para amamantar encontrando una posición cómoda, sentada o acostada de lado.
  • Asegurate que tu bebé esta bien enganchado al pecho.
  • Los bebes necesitan alimentarse por lo menos 8 a 10 veces en 24 horas en las primeras semanas de vida. Amamantar sobre demanda es indicado.
  • Cuando alimentes con tu pecho asegurate que tu bebé esta succionando y tragando.
  • Alienta a tu bebé a mantenerse despierto y activamente succionando tu pecho. Para esto, ayuda mucho amamantarlo piel con piel y acariciarlo suavemente.
  • Cada vez que ofrezcas el pecho, permite que tu bebé termine de comer del primero antes de ofrecerle el segundo. El pecho puede ser masajeado suavemente para asegurarnos que esta vaciando.
  • Si tu bebé tiene dificultad enganchándose al pecho es importante extraerte la leche para dársela a tu bebé.
  • Intenta comer una dieta balanceada y sobre todo, mantenerte hidratada.
  • Descansa tanto como puedas.
  • No hay necesidad de darle formula o ningún otro tipo de líquidos al bebé si no lo ha recomendado un médico.

Señales de que tu bebé está recibiendo suficiente leche:

  • El bebé se aquieta después de amamantarlo.
  • Los pañales mojados aumentan en número después de que “baja la leche”, espera, por lo menos 5 a 7 pañales desechables en 24 horas.
  • Durante los primeros días de nacido de tu bebé, sus heces pasan de ser del miconio negro a consistencia suave y de color mostaza. La mayoría de bebes tienen por lo menos una deposición al día en los primeros tres meses de vida.
  • Tu bebé comienza a ganar peso después de la perdida de peso inicial y volverá al peso de su nacimiento alrededor de dos semanas después de nacido. En los primeros tres meses de vida de tu bebé, suben de peso aproximadamente 5onzas o mas por semana. Esto puede variar pues cada bebé es distinto, pero debe haber un crecimiento progresivo en relación con su peso, talla y circunferencia craneal.