Cinco formas de enseñarles honestidad /

2017.01.25

reglas
Los niños necesitan saber lo que valoramos. Valoramos la verdad. Ellos necesitan límites y saber las consecuencias que desencadenan cuando mienten. Antes de castigarlos, el adulto debe tener claro porqué los niños mienten, algunas causas son: para evadir responsabilidad, por tener miedo a la reacción de los padres, a veces no quieren decepcionarte y mienten, o las reglas en casa son demasiado estrictas, la presión social los ablanda o bien mamá y papá también mienten.

Las consecuencias de mentir pesan más que las consecuencias sobre lo que están mintiendo.  El castigo es una reacción, pero más allá de  enojarnos y abordar la mentira, debemos intentar hacer una pausa y entender por qué están mintiendo. Ahi encontraremos un espacio para hablar y establecer lo importante que es decir la verdad. Esa es la regla, valorar la verdad porque nos da confianza y esa  honestidad nos hará entenderlos mejor y ellos comprenderán que la mentira “cualquiera que sea” tiene consecuencias en otras personas.

 

sermin
Lo agarraste en plena mentira, y tu primera reacción es colocarte en el podio de la verdad y sermonear por largo tiempo o interrogarlo o llamarlo mentiroso. No uses etiquetas que lo lastimen. Evita caer en esto. Dile: “esto es lo que vi…” “esto es lo que esta mal…” “esto es lo que debes hacer para reparar, enmendar o disculpar…”  Aunque nos encante el podio de la honestidad y su largo sermón, quédate con estas tres acciones simples. No lo atormentes.

 

preguntas
Hablar de la mentira antes de que ocurra es parte de establecer esa confianza para que ellos mismos sepan escoger ser honestos con sus palabras y acciones. Plantea situaciones posibles y pregúntales ¿que harían ellos?

  1. ¿Qué me dice mi corazón que debo hacer?
  2. ¿Podré ver de nuevo a esta persona a los ojos, sin sentir vergüenza?
  3. ¿Cómo me sentiré después de mentir?

 

honestidad
Decir la verdad puede ser difícil en algunos casos. Apóyalos con palabras cariñosas e indícales que hicieron lo correcto. Puedes usar frases como: “me hace sentir orgullosa de ti cuando dices la verdad” “me encanta ser tu mamá, por que puedo confiar en ti” “hiciste lo correcto, cuando tu papá llegue quiero contarle lo valiente que fuiste diciendo la verdad”, “se que confías en mi, tanto como yo confío en ti, gracias por decirme la verdad”.

 

ejemplo
Los niños y niñas hacen lo que nosotros hacemos. Si te escuchan mentir, si te escuchan agrandar historias, si te ven guardar secretos, harán lo mismo cuando tengan la oportunidad. Criar hijos honestos no es repetirles que mentir esta mal, que ser mentiroso “es feo”.  Cuando mentimos y nuestros hijos lo saben estamos dándoles permiso a mentir y les estamos diciendo que es normal. Intenta ser impecable con tus palabras hacia otros, compasiva contigo mismo y a enmendar enfrente de ellos cuando cometes un error.