¿Cansada y sin energía? /

2015.08.13

analuciaarrivillaga-nutricionista

Ana Lucía Arrivillaga
info@nutrireclinic.com

 

Aparte de los hijos, el trabajo y los desvelos, estos problemas podrían ser los culpables:

Tu desayuno contiene demasiada azúcar y harinas blancas
Si tu desayuno usualmente consiste en un jugo de naranja, una taza de café con azúcar y una avena con agua, posiblemente te sientas sin energía durante todo el día. Esto se debe a que en tu desayuno hacen falta proteínas y carbohidratos complejos, que te ayuden a mantener tus niveles de glucosa estables. ¿Qué te recomendamos? Un yogurt griego con fruta y semillas de chia, o un omelette de claras de huevo con vegetales y frijoles cocidos.

En tu dieta falta hierro
La anemia es una de las principales razones de fatiga y falta de energía. Es más común en mujeres, pero también se puede presentar en hombres. Incluye en tu dieta siempre fuentes de hierro como las carnes magras, frijoles y vegetales color verde obscuro. El hierro que proviene de la carne se absorbe mejor que aquel que proviene de las plantas, por lo que un tip es consumir estos vegetales junto con una fuente de vitamina C, como jugo de naranja, limon o tomate, lo cual incrementa la absorción del hierro.

¿Roncas?
Si padeces sobrepeso, roncas y te mantienes todo el día cansada, es posible que padezcas de apnea del sueño, una condición en la que dejas de respirar por intervalos cortos de tiempo durante la noche. Esto hace que tu oxigenación no sea óptima, y te sientas cansada. La mejor cura: bajar de peso.

Problemas de tiroides
Si aparte de tu cansancio, te mantienes con frío, tu piel es reseca, tu cabello es quebradizo y frágil, y últimamente sientes que hagas lo que hagas, tu peso va para arriba, es posible que padezcas de hipotiroidismo. Consulta con tu médico para descartar esta condición.

¿Refaccionas?
Si pasas más de dos o tres horas sin comer, es posible que te sientas cansada debido a un bajón de azúcar en tu sangre. Procura mantener a la mano refacciones saludables, como yogurt, almendras, quesos descremados y frutas.

Cansancio durante la segunda jornada laboral.
El problema puede ser tu almuerzo. Si comiste demasiadas harinas blancas, como pasta, pan blanco, papas, arroz, etc. Es posible que estes padeciendo un bajón de azucar luego del “rush” inicial. ¿Todo lo que sube tiene que bajar o no? Y este es el caso con tus niveles de azúcar en sangre. Es por ello que buscamos una taza de café y una dona alrededor de las tres de la tarde. La mejor solución, incluir alimentos integrales en tu almuerzo y controlar tus porciones.

Hidratación
No olvides mantenerte hidratada, pues la deshidratación puede causar también fatiga muscular y mental. Por lo que, la próxima vez que te sientas cansada, toma un vaso de agua y seguramente te sentirás mejor.