Baby Led Weaning – BLW 101 /

2018.09.10

Por Licda. Bely Espinoza – Sandía Nutrition

Baby Led Weaning (BLW) es un término que se usó por primera vez en el Reino Unido por la Enfermera y Nutricionista Gill Rapley. No hay una traducción literal a español, el nombre que más se acerca es “Alimentación complementaria autorregulada” o “Alimentación complementaria a demanda”. Y es un enfoque alternativo a las papillas para introducir alimentos a partir de los 6 meses de edad.

Con el BLW, los bebés no pasan por purés ni papillas, van directo a los alimentos sólidos presentados en forma de tiras o bastones (finger food). Lo que se busca es que el bebé se alimente por él mismo, respetando su hambre y saciedad.

 

Beneficios

El Baby Led Weaning es más que aprender a comer, por eso ofrece muchos beneficios:

– Aceptación a probar una amplia variedad de alimentos.
– Se ofrecen más alimentos en su forma natural que alientos procesados.
– Se respeta el instinto del bebé. Come de acuerdo a su hambre y saciedad.
– Mayor diversidad en la dieta desde pequeño.
– Es un excelente ejercicio de estimulación oportuna.
– Favorece el desarrollo de habilidades motoras y de coordinación.
– El bebé se integra a las comidas familiares desde que inicia la alimentación complementaria.
– Propicia el desarrollo de habilidades sociales, al compartir la comida con la familia.
– Se establecen hábitos nutricionales saludables desde pequeños.

 

¿Cuándo iniciar?

El bebé debe haber alcanzado cierto desarrollo fisiológico y motor para poder iniciar:

– Tiene 6 meses o más.
– Puede sentarse sólo sin ayuda y mantenerse erguido.
– Estirar la mano para alcanzar objetos y llevarlos a su boca con rapidez y precisión.
– Ha desaparecido el reflejo de extrusión.
– Muestra interés por la comida.

 

Medidas de Seguridad

– NUNCA dejar al bebé solo a la hora de comer, SIEMPRE debe estar vigilado.
– No introducir alimentos en su boca.
– Evitar ofrecer alimentos que suponen riesgo de atragantamiento (uvas, arándanos, salchichas, aceitunas, frutos secos, zanahoria cruda, manzana cruda, poporopos, tallo de apio)
– Cortar correctamente los alimentos.
– Las tiras deben tener un tamaño de 7cms de largo, mas o menos como el dedo índice de la mamá.
– Lavar las manos del bebé antes y después de comer.
– Lavar, desinfectar y cocinar adecuadamente los alimentos.

 

¿Con qué alimentos puedo empezar?

No hay restricción de alimentos para empezar siempre y cuando no sean los que suponen riesgo de atragantamiento o los que puedan provocar alguna reacción alérgica en el bebé si él ya padece alguna o tiene historia familiar sobre alergias alimentarias.

Buenas opciones para empezar son: Aguacate, camote, zuchinni, banano, sandía, pan, avena, quinoa, güicoy, etc.

 

¿Y si se ahoga?

Esta es una de las razones por la que muchos padres de familia y pediatras no se animan a probar ni recomiendan el BLW. Sin embargo, el riesgo de que un atragantamiento suceda es casi ninguno si se siguen las normas de seguridad. Efectivamente, hay mucha ciencia y evidencia científica detrás de todo esto, por eso y porque todos los niños son diferentes y con necesidades diferentes, es tan importante que todo el proceso sea guiado por un/a Nutricionista.

Bely de Sandía Nutrition ofrece periodicamente su curso virtual Introducción de sólidos sin papillasEl curso está dirigido a todas las mamás y papás que quieran tener bebés y niños felices a la hora de comer. Aprenderán todo lo que necesitan para empezar, desde qué es, cómo preparar e introducir los alimentos, hasta primeros auxilios básicos. Es un curso impartido por una nutricionista, quién guiará y acompañará todo el proceso. Puedes solicitar más información vía FB o IG, o por correo a sandiaonlinenutrition@gmail.com