Baby Gym en casa /

2017.08.08

Por María José Godoy de Joachin

Son varias las razones por las que en ocasiones no es práctico o factible llevar a nuestros bebés a un gimnasio de estimulación. Algunas veces este rubro se sale de nuestro presupuesto o no encontramos el tiempo, más con dos hijos ya que el asunto de en qué usamos el dinero o en qué invertimos el tiempo nos pone en jaque. Sin embargo, tenemos una opción que casi nadie considera: Hacerlo en casa.

Recientemente se me ocurrió a mí hacerlo. Empecé por convocar a un grupo de amigas cuyos bebés estuvieran en edades similares al mío. Debido a que durante los primeros dos años de vida la diferencias de desarrollo según los meses son muy marcados, yo recomendaría que fueran grupos cuya mayor brecha de edad fuera de seis meses.

Lo segundo que debes hacer es escoger un día o días fijos, de esta manera te aseguras un quórum estable. También se escoge un horario, no más de unos 45 minutos, los bebés tienen un periodo de atención muy corto y lo ideal es hacer varias actividades de unos cinco minutos de duración cada una.

El tercer paso sería abastecerte de material. No es mucho lo que se necesitas, lo indispensable es una alfombra, de foami idealmente para su fácil limpieza y básicamente los mismo juguetes que seguramente tu bebé ya posee. No es para nada necesario un gran presupuesto, en las tiendas tipo 9.99 puedes conseguir libros, flash cards, cubos, juegos de encajar, pelotas, etc. También puedes realizar tú misma mucho de tu material, incluso con material reciclado: yo aún conservo las famosas tapitas con dibujos que venían en las compotas hace años cuando mi hijo mayor era bebé.

Como cuarto paso debes tomarte un tiempo para investigar sobre actividades y juegos acordes a la edad de tu bebé. En YouTube puedes ver videos que te darán una amplia gama de ideas y también en páginas como Baby Center encuentras juegos de acuerdo a la edad de tu bebé semana a semana.

Mi quinto y último paso fue crear un grupo de Wattsapp donde nos podemos mantener en contacto semanalmente para compartir ideas y avances y precisar detalles de cada sesión de juego.

Está de más decir que es importantísimo lavar, limpiar, sacudir todo el material previo a que vayan a reunirse. Para cuidar la comodidad y limpieza es un plus que cada mami lleve calcetas.

Manos a la obra

Este es mi plan del Baby Gym en casa, pero cualquier formato es igual de útil. Yo escogí dividir el tiempo en dos partes: una primera parte de Baby Gym propiamente y una segunda de Mommy Talk donde ponemos varios temas que quisiéramos conversar entre nosotras las mamás en una cajita y vamos sacando uno o dos cada reunión. Esto es muy útil y hasta terapéutico para nosotras; se pueden tratar temas como tips y retos para la alimentación complementaria hasta ideas para tener intimidad con el esposo después de un bebé. Durante este tiempo que las mamás platicamos los bebés mayorcitos juegan con los juguetes y comienzan a socializar entre ellos.

Las actividades del Baby Gym pueden agruparse en categorías que respondan a áreas a trabajar. Se puede dar inicio siempre con ejercicios de brazos y piernas tipo de “calentamiento” y terminar con un masajito relajante con el cual estaríamos trabajando el área emocional (recordemos la importancia del tacto nutritivo). He acá algunos ejemplo de actividades por áreas:

  • Motricidad Gruesa
    Patear, rodar, gatear
  • Motricidad Fina
    Manipulación de cubitos de diferentes colores y formas, ensartes, juegos de encajar.
  • Lenguaje
    Mímicas, flash cards de animales, colores, frutas, verduras y un gran etcétera.
  • Área Musical
    Prácticamente toda la sesión de juegos con bebés y niños tiene un gran componente musical pues casi todos pararemos haciéndolo cantando. También puedes usar chinchines, campanas, tambores y cualquier otro instrumento musical que tengas.
  • Área Sensorial
    Para trabajar sensorialidad hay miles de opciones, Casi cada actividad que puedas pensar incluye un estimulo dirigido a uno de los cinco sentidos, por ejemplo todo lo musical anteriormente mencionado va dirigido al sentido del oído. Otras actividades pueden ser piscina de fideos, cuadernos de texturas, burbujas de jabón, espuma de afeitar…

Anímate a empezar y en el camino puedes ir improvisando. Lo importante es el tiempo que compartes con tu bebé. Un bebé no NECESITA nada más que a mamá. Olor de mamá, calor de mamá, presencia de mamá. De ella recibe todo. La estimulación oportuna, un término muy preferible por sobre el termino estimulación temprana (como su nombre lo indica puede prestarse a apresurar y no respetar los tiempos propios de nuestro bebé) es solamente una bonita forma de pasar parte del tiempo compartido, mi humilde opinión.

 

· María José Godoy de Joachin / Educadora