Asma no tiene, solo es alergia /

2016.06.27

Rossina Duarte
rossinaduarte@yahoo.com

 

En esta oportunidad quiero tratar de explicarles de una forma sencilla y resumida esta enfermedad que actualmente vemos con tanta frecuencia y a la que muchos temen siquiera nombrar, por alguna razón hasta los mismos médicos temen decir “su hijo/a es asmático/a” y de cierta manera le transmiten esa inseguridad a las madres al punto que es bastante frecuente encontrar casos de niños con todos los síntomas de asma e incluso que reciben el tratamiento del asma y al hacerles la pregunta: ¿Desde hace cuánto padece de asma? Me ven con una cara de susto y responden: “Pues el pediatra nunca me ha dicho que es asmático”, o “Asma no tiene, sólo es alergia”, y así una lista de respuestas que sólo reflejan el miedo que se le tiene a esta enfermedad y el desconocimiento.

El asma no es más que una enfermedad en la cual ocurren episodios de broncoespasmo o inflamación en el bronquio, lo cual provoca tos seca, principalmente en las noches, dificultad respiratoria, opresión en el pecho y sibilancias o un ruido como un silbido en el pecho al respirar. En los niños, la causa en más del 80% de los casos es ALERGIA a algo del ambiente, principalmente ácaros del polvo, hongos de la humedad, epitelios de animales, pólenes, cucarachas, entre otros. Además de los alergenos que disparan las crisis, existen irritantes inespecíficos que aunque propiamente no provocan alergia, sí pueden desencadenar las crisis por sus propiedades irritantes de la vía aérea, por ejemplo aire muy frío, humo de cigarro o contaminación, olores muy fuertes, etc. Hay un 20% de los casos donde la causa no es alérgica.

El tratamiento suele ser con esteroides y broncodiltadores inhalados y en casos específicos se pueden utilizar otros tratamientos como el montelukast, teofilina, etc.

El 80% de los niños con asma también padecen de rinitis alérgica por lo que es importante que se diagnostiquen y se traten ambas ya que si una de las dos está descontrolada, nos puede ocasionar el mal control de la otra.

Además de los medicamentos es importante el control ambiental para tratar de disminuir los alergenos del ambiente que nos pueden ocasionar las crisis por lo que las recomendaciones de limpieza o disminución del alergeno son muy importantes.

¿Cuándo debo sospechar que mi hijo/a tiene asma?

  • Si presenta episodios frecuentes de tos seca, que predomina en las noches o madrugadas,
  • Sensación de opresión en el pecho o dificultad para respirar
  • Sibilancias o ruidos como silbido en el pecho
  • Tos con el ejercicio, la risa, el llanto
  • Si además asocia síntomas de rinitis (moquitos claros, picor nasal, congestión y estornudos que predominan en las mañanas y en las noches)
  • Si al tener contacto con el polvo, humedad, pelos de animales, cambios de clima, aire frío, olores muy fuertes, humo, contaminación, etc., presenta tos,
  • Si cada vez que le da catarro o alguna infección respiratoria termina con crisis de broncoespasmo y requiere nebulizaciones o uso de broncodilatador frecuente,
  • Si además de todos estos síntomas existe historia familiar o personal de alergias.

¿Cuáles son las complicaciones si no se trata o diagnostica?

Un asma mal controlada va a provocar una inflamación constante de la vía aérea que va a repercutir en la calidad de vida del paciente y su familia de una forma importante, una crisis severa mal tratada puede incluso llegar a ser fatal. A la larga esto va a provocar un remodelamiento de la vía aérea o en palabras más simples va a provocar que el bronquio se endurezca y deje de ser funcional y esto en la vida adulta puede llevar a una EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica)

¿Qué debo hacer?

Consultar al especialista, con una buena historia clínica, examen físico y algunas pruebas especiales se puede confirmar el diagnóstico y dar un tratamiento adecuado para que nuestros peques tengan una vida completamente normal y se mantengan controlados. El asma no debería ser una enfermedad discapacitante, hay casos de asma grave y de difícil manejo pero aún para estos existen tratamientos especiales que se pueden dar para controlar esta enfermedad.