Algunas cosas que debemos saber sobre el ‘bullying... /

2017.04.16

Definición de acoso

El acoso es un comportamiento agresivo y no deseado entre niños en edad escolar que involucra un desequilibrio de poder real o percibido. El comportamiento se repite o tiende a repetirse con el tiempo. Tanto los niños que son acosados como los que acosan pueden padecer problemas graves y duraderos.

Para que se lo considere acoso, el comportamiento deber ser agresivo e incluir:

  • Un desequilibrio de poder
    Los niños que acosan usan su poder (como la fuerza física, el acceso a información desagradable o la popularidad) para controlar o dañar a otros. El desequilibrio de poder puede cambiar con el transcurso del tiempo y en diferentes situaciones, incluso si se involucra a las mismas personas.
  • Repetición
    Los comportamientos acosadores suceden más de una vez, o bien tienen el potencial de producirse más de una vez.

El acoso incluye acciones como amenazas, rumores, ataques físicos y verbales, y la exclusión de alguien de un grupo de manera intencional.

 

Tipos de acoso

Existen tres tipos de acoso:

  • El acoso verbal consiste en decir o escribir cosas desagradables. El acoso verbal incluye:
    • Burla
    • Insultos
    • Comentarios sexuales inapropiados
    • Provocaciones
    • Amenazas de producir algún daño
  • El acoso social, a menudo denominado como acoso de relaciones, consiste en dañar la reputación o las relaciones de una persona. El acoso social incluye:
    • Dejar a una persona de lado a propósito
    • Decirle a otros niños que no deben ser amigos de una persona
    • Divulgar rumores acerca de una persona
    • Avergonzar a una persona en público
  • El acoso físico consiste en lastimar a una persona o dañar sus pertenencias. El acoso físico incluye:
    • Golpear/patear/pellizcar
    • Escupir
    • Hacer tropezar/empujar
    • Tomar o romper las cosas de otra persona
    • Hacer gestos desagradables o inadecuados con la mano

 

Dónde y cuándo suceden situaciones de acoso

El acoso puede producirse durante el horario escolar o luego de éste. A pesar de que la mayoría de las situaciones de acoso que se denunciaron suceden en el edificio escolar, un gran porcentaje también transcurre en lugares como el patio o el autobús. También pueden producirse durante el viaje hacia o desde la escuela, en el barrio de los jóvenes o en internet.

 

 

Qué roles desempeñan los niños en el acoso

Los niños pueden jugar muchos papeles. Pueden acosar a otros, ser acosados o ser testigos del acoso. Cuando los niños están involucrados en el acoso, juegan con frecuencia más de un papel. A veces, los niños pueden ser acosados y acosar a otros o pueden ser testigos de otros niños acosados. Es importante comprender los múltiples papeles que juegan los niños para poder prevenir y responder ante el acoso de manera eficaz.

 

La importancia de no catalogar a los niños

Cuando nos referimos a una situación de acoso, es muy fácil catalogar como “acosadores” a los niños que acosan y como “víctimas” a quienes son el blanco del acoso. Sin embargo, esto podría tener consecuencias no intencionales. Cuando los niños reciben el apodo de “acosador” o “víctima” probablemente:

  • Se envía el mensaje de que el comportamiento del niño no puede cambiar
  • No se reconocen los diversos papeles que los niños pueden desempeñar en diferentes situaciones de acoso
  • No se tiene en cuenta otros factores que contribuyen con el comportamiento, como por ejemplo la influencia de los pares o el entorno escolar

En vez de catalogar a los niños involucrados, preste atención al comportamiento. Por ejemplo:

  • En vez de decirle a un niño que es un “acosador”, refiérase a él con la expresión “el niño que acosó”
  • En vez de decirle a un niño que es una “víctima”, refiérase a él con la expresión “el niño que fue acosado”

 

Niños involucrados en acoso

El papel que juegan los niños en el acoso no se limita a quiénes acosan y a quiénes son acosados. Algunos investigadores hablan del “círculo del acoso” para definir a quienes están directamente involucrados en una situación de acoso escolar y quienes asisten de form activa o pasiva al comportamiento o lo rechazan. Entre los papeles directos encontramos:

  • Niños que acosan
    Estos niños tienen comportamientos acosadores hacia sus pares. Existen muchos factores de riesgo que pueden contribuir a que el niño tenga este comportamiento. A menudo, estos estudiantes necesitan apoyo para cambiar su comportamiento y abordar otros desafíos que pueden influenciar su modo de comportarse.
  • Niños que son acosados
    Estos niños son el blanco del comportamiento acosador. Algunos factores ponen en un riesgo mayor a los niños de ser acosados, pero no todos los niños con estas características serán acosados. En ocasiones, estos niños pueden necesitar ayuda para aprender a responder ante el acoso.

Aunque el niño no esté directamente involucrado en una situación de acoso escolar, puede contribuir al comportamiento. Presenciar el comportamiento también puede afectar al niño, de modo que es importante que aprendan lo que deberían hacer cuando vean una situación de acoso. Entre los papeles que juegan los niños al presenciar un acto de acoso encontramos:

  • Niños que ayudan
    Es posible que estos niños no comiencen el acoso ni guíen el comportamiento acosador, pero sirven como “asistentes” de los niños que acosan. Es posible que estos niños animen el comportamiento acosador y, en ocasiones, participen.
  • Niños que refuerzan
    Estos niños no participan directamente del comportamiento acosador pero forman parte del público. A menudo se reirán o apoyarán a los niños que participan del acoso. Esto puede animar a que el acoso continúe.
  • No participantes
    Estos niños se mantienen alejados de la situación de acoso. No apoyan el comportamiento acosador, ni defienden al niño que está siendo acosado. Es posible que algunos observen lo que sucede, pero que no hagan comentarios sobre la situación para demostrar de qué parte están. Aun así, formar parte del público puede estimular el comportamiento acosador.

    • Con frecuencia, estos niños quieren ayudar pero no saben cómo.
  • Niños que defienden
    Estos niños consuelan de forma activa al niño que fue acosado y pueden salir en su defensa cuando se produzca una situación de acoso.

En el transcurso del tiempo, la mayoría de los niños desempeñan más de un papel en el acoso. En algunos casos, es posible que participen directamente del acoso, como el niño que acosa o bien como el que es acosado, y en otras oportunidades es posible que presencien la situación y desempeñen un papel como asistente o defensor. Cada situación es diferente. Algunos niños son acosados y acosan a otros. Es importante destacar que los niños juegan múltiples papeles porque:

  • Los que son acosados y acosan pueden estar en mayor riesgo de sufrir resultados negativos, como depresión o ideas suicidas.
  • Se enfatiza la necesidad de que todos los niños participen en las iniciativas de prevención, no solo quienes están involucrados directamente.

 

Obtenido de: espanol.stopbullying.gov