Viajar en avión con wiros /

2015.09.23

Marta María Roca
mmroca@nationalgua.com

 

Algunas veces hacer viajes largos con niños nos asusta un poco porque hay edades en las que no se pueden estar quietos, y es muy difícil mantenerlos sentados. Los consejos que a continuación les doy, les pueden ser de mucha utilidad, pero lo importante es que lo intenten todo para que sea una experiencia lo más agradable posible para nosotras, para nuestros hijos y el resto de viajeros.

Lo primero, es la preparación y previsión del viaje, especialmente si es largo.

  • Muy importante, un carruaje que sea práctico, como las famosas sombrillas, pero que se puedan recostar para cuando los niños se duermen en los aeropuertos. La pañalera tiene que ser práctica, de preferencia tipo mochila para su fácil manejo.
  • Comida para el número de horas, más las escalas, si el trayecto las tuviera; si todavía no comen sólidos, llevar compotas y la leche que toman, y baberos plásticos para lavarlos fácilmente.
  • Pañales suficientes por si hay retrasos, crema, toallas húmedas y que no falten nuestros famosos pañales de tela para limpiarlos fácilmente en caso de cualquier pequeño accidente.
  • Dos cambios de ropa para el niño y un cambio de ropa para mamá por cualquier accidente que tengamos con nuestros bebés o niños.
  • Juguetes preferidos, pero de ser posible que no hagan ruido, sin baterías y que ocupen poco espacio, pueden preparar una mochila pequeña para llevarlos. Mi hijo pequeño, se entretiene con libros de pintar, carritos y por su puesto en estos tiempos la famosa iPad
  • Medicinas: Si esta malito, imprescindible hacer una cita con el pediatra antes del viaje, si la enfermedad esta en desarrollo no está de más pedirle receta de un antibiótico por si lo llegara a necesitar en el viaje, ya que son medicamentos que solo se venden con receta médica y estando en otro país es más complicado conseguirlos. Llevar acetaminofén, diclofenáco y antihistamínico.
  • Pepes, peluche preferido o el de dormir, NUNCA OLVIDARLOS. Si viaja en cuna, (Caso de los vuelos largos, la cual se tiene que reservar con anticipación) llevar otra frazada, ya que las de los aviones son muy livianas.
  • Llevar chicles si nuestros niños ya son mayores, ya que a la hora del despegue y aterrizaje, algunos niños les duelen los oídos. Si son bebés darles pacha o pepe.

El día del viaje:

  • Check List para no olvidar nada en la maleta de mano y en la facturada.
  • Ir con mucho tiempo al aeropuerto para evitarse atrasos (mínimo 3 horas antes), ventaja es que tanto en el control como a la hora de abordar, los adultos que viajamos con niños tenemos una fila especial, y pasamos mas rápido.
  • Intenta no llevar cincho, y utiliza zapatos que sean fáciles de poner y quitar.
  • En el control de seguridad si dejan pasar la comida de bebé, incluida el agua, de preferencia en botella sellada, aunque algunas veces si lo analizan.
  • Si llevas medicinas, trata de llevar las recetas a la mano, ya que hay algunos lugares que si las piden.
  • Si viajas sola con el bebé y necesitas ayuda, pídesela al personal de vuelo.
  • Durante el vuelo puedes entretener a los wiros con comida o juguetes; si el vuelo es largo, paseate con él en brazos o deja que camine o gatee un poco de vez en cuando, para que no se ponga nervioso.
  • De acuerdo a su edad, ofrece premios si se porta bien durante el vuelo.

Espero que les sirvan estos consejos basados en mi experiencia, ya que con mis tres hijos, llevo más de 10 viajes y un par de ellos viajando sola. Siempre cualquier consulta, no duden en contactarme y: ¡MUY FELIZ VIAJE!