5 señales que pueden indicar que mi hijo está presentad... /

2016.06.20

Amanda Vides
consulta.amandavides@gmail.com

 

El habla es el principal medio que permite comunicarnos con nuestros pares, es por está razón, que cuando el lenguaje se encuentra alterado, pone al sujeto en desventaja con las otras personas con las que se relaciona.

Cuando en casa se sospecha de alguna alteración en el lenguaje, lo primordial es buscar orientación con terapeutas en el campo del lenguaje y/o comunicación, ya que ellos pueden orientar de una mejor manera, para conocer sí es necesario iniciar una intervención o todo está surgiendo con normalidad.
Existen algunos focos de atención, que podrían indicar dificultades en el lenguaje:

  1. Nulo o poco contacto visual
    El contacto visual es un tipo de comunicación no verbal de mucho impacto para el comportamiento social. El contacto visual proporciona importante información social y emocional. A la edad de tres meses el bebé logra realizar un control visual, estableciendo además, lazos de afecto con sus cuidadores, misma edad en la que se espera que se desarrolle su sonrisa social.
  2. Baja reacción a estímulos auditivos y alteración en el llanto
    Desde antes de nacer, los bebés ya escuchan. Cuando nacen, se espera que el bebé preste atención a voces y se asuste ante sonidos fuertes. Un adecuado desarrollo de habilidades auditivas se puede observar cuando el bebé se tranquiliza al oír la voz de mamá, o cambia su comportamiento al escuchar sonidos nuevos.El llanto es la primera forma de comunicación verbal que tiene el bebé, lo utiliza para solicitar, manifestar, especialmente ante situaciones de hambre, frio, incomodidad dolor. Un bebé que llora poco, no siempre es por que sea un bebé pasivo, está característica se debe tener muy en cuenta.
  3. Vocalizaciones, gorjeo y balbuceo
    Las primeras señales de vocalizaciones se presenta entre los tres y cuatro meses de edad, ya que el bebé cuenta con mayor control de su cuello. Posteriormente se observa el gorjeo, que son los sonidos que el bebé realiza apoyándose de los músculos de su garganta (“gu”), esta habilidad surge aproximadamente a los cuatro meses, está destreza se va mejorando y abre paso al balbuceo, que regularmente se presenta entre los cinco y seis meses donde logra emitir sonidos formados por una consonante + vocal (“ba”, “ma”, “pa”) y en ocasiones puede formar palabras de doble sonidos “baba”
  4. Primeras palabras
    Entre los diez meses y una año, suelen aparecer las primeras palabras del bebé, muchas de ellas son referentes personas u objetos con los que se relacionan con mayor frecuencia “papá”, “mamá”, “pan”, “titi” (pecho), entre otros. Lo esperado para la edad de un año, es que logre articular un mínimo de veinticinco palabras, aun cuando estás no sean articuladas de forma adecuada, ya que la calidad en la pronunciación será una habilidad que se logré más adelante. Se espera que el vocabulario del bebé se enriquezca cada día con nuevas palabras.
  5. Elaboración de frases y oraciones
    La elaboración de oraciones simples se da entre el año y el año y medio, las primeras frases que el bebé emite regularmente son para “solicitar”: “dame agua”, “dame eso”, “más pan”. Las oraciones empiezan a desarrollarse entre al año y medio y dos años, que justamente es la edad motora donde el niño posee habilidades pera brincar, subir escalares y perfeccionar ciertos movimientos.Para la edad de seis años, se espera que todos los niños y niñas hayan alcanzo todas sus habilidades lingüísticas, incluyendo el dominio en la pronunciación de todos los fonemas (letras/sonidos) que constituyen el lenguaje natal, lo cual les abrirá campo para todas las demandas de lectoescritura a las que tenga que hacer frente.