10 Razones por las que me encanta SnapChat (Y sí… SOY M... /

2016.08.23

Traducido de: todaysmama.com

Tengo casi 40 años y tres niños entre 5 y 9. También tengo una mejor amiga que es 20 años menor que yo. Tenemos casi el mismo gusto por la música, la televisión y películas pero crecimos en distintas generaciones. Ella me enseñó lo que significa bae y yo la introduje a Friends. Y fue ella la que me hizo bajar Snapchat hace casi dos años cuando se fue a la universidad. Estaba indecisa al principio, sólo había escuchado lo peligroso que podía ser compartir el contenido inapropiado.

Estas son algunas de las características básicas de la aplicación para aquellas que no estén familiarizadas. Puedes mandarle snaps a cualquiera de tus contactos. Un snap puede ser una foto, una foto con texto, sólo el texto o un video. Hay un par de filtros y opciones para los videos, como cámara lenta o aceleración. Los snaps desaparecen una vez han sido vistos a menos que quien los recibió los vuelva a abrir o les haga una captura de pantalla. Te llegará una notificación cuando alguien realize una de esas dos opciones. Recientemente se ha hecho posible agregar snaps a “mi historia”. Las historias son visibles por 24 horas y pueden ser vistas por todas aquellas personas que te siguen.

Ahora, no me malinterpreten, no digo que le premitan a sus hijos usar Snapchat. No dejo a un lado que la aplicación en ocasiones se ha utilizado inapropiadamente pero también creo que entender como funciona nos da la capacidad de guiar a nuestros hijos en como usarla adecuadamente (si es que les interesa cuando tengan la edad suficiente). Y también respeto por completo la decisión de quienes no permitirán que sus hijos la utilicen. Pero lo admito, a mi me encanta usarla y acá hay 10 razones para ello:

1. No ocupa memoria
Me he complicado tantas veces depurando fotos y videos de mi teléfono para liberar espacio de la memoria. Me encanta que Snapchat no guarda en la memoria, especialmente si sólo se trata de un video de mis hijas cantando Adele a toda voz.

2. Pero a veces si necesito que se guarde
En caso de que el video de mis hijas cantando Adele a toda voz se un recuerdo que quiero guardar, se puede guardar. Si lo publico en mi historia, lo puedo ver todas las veces que quiera en el transcurso de 24hrs y si al final decido que quiero guardarlo, lo puedo descargar. Lo mismo para las fotos.

3. Unión familiar
Puedo ver a mis sobrinas y sobrinos todo el tiempo por que sus papás usan Snapchat. Fotos sus locuras, citas papá e hija, sus últimos proyectos de arte, etc. Mis hijos pueden mandarle un video cantando feliz cumpleaños a sus primos. Snapchateo con mi cuñada todo el tiempo y antes de Snapchat casi no hablabamos. Le puedo mandar a mi esposo snaps de nuestros hijos todo el día para que de un vistazo a lo que estamos haciendo. Es tan fácil y rápido mandar las cosas por este medio.

4. Los niños de ahora
Tengo una sobrina y un sobrino en secundaria y algunos jóvenes con los que trabajo en la iglesia alrededor de la misma edad que están en Snapchat. Me gusta que puedo comunicarme con ellos así. De otra manera no creo que lo haríamos. Facebook e Instagram no es lo suyo.

5. Relación sin compromiso
Facebook, Instagram, Twitter… todos tiene sus likes y la retroalimentación es esperada. Resulta una pérdida de tiempo reaccionar o comentar a cosas en las redes sociales. Es lo maravilloso de Snapchat, sólo lo pones allí o se lo envías a alguien y no te preocupas por likes o comentarios. Resulta liberador no esperar un montón de interacción.

6. Narración creativa
Tengo que admitirlo, siento que puedo ser especialmente graciosa en Snapchat. Las fotos con texto pueden ser muy divertidas. ¿No es por eso que nos encantan los memes? Basta con acumular un par de snaps y ya tienes una historia divertida con narración y fotos.

7. Pasiva agresiva
Procuro mantenerme segura y feliz en las redes sociales. Pero, ¿adivinen qué? Si alguien me saca de mis casillas, pueden apostar que le voy a mandar una foto mía con cara de enojada y su respectiva captura o dibujos, a mi esposo o amiga. Se siente bien desahogarse. Se siente bien desahogarse con un toque de humor. Se lo mando a un par de personas y ya me siento mejor.

8. La felicidad de snapchatear
Mi snap de patos nadando en reversa es divertidísimo. Cosas que dudo documentaría en otro lugar que no fuera Snapchat. Simple y puro, me hace reír y a mis amigos también.

9. Segunda opinión
Le mando snaps todo el tiempo a mis consejeros de confianza. ¿Qué opinas de estos zapatos? ¿Te gusta esta blusa? ¿Compramos esta lampara? ¿El cajero del súper se parece a Mark Ruffalo?

10. Alardefest
No me siento culpable de presumir a mis hijos en Snapchat. Sí, estas son sus notas. ¡Miren esta pirueta! Y tampoco me importa presumirme a mi misma. Preparense para mil fotos de lo que acabo de hornear. Pero no se preocupen, no se van a quedar para siempre.

Así que… ¿A quién más le encanta Snapchat? ¿Quién va a comenzar a usarlo hoy?

Cosas de Wiros en Snapchat: @cosasdewiros