10 razones por las que los cargadores para el bebé son ... /

2014.11.17

 

1. Podés ir al ritmo que la vida te toque
Te ayuda a hacer muchas más tareas en el hogar. Podés hacer casi cualquier cosa con el bebé encima, escribir, cocinar, trabajar, caminar. Muchas nos quejamos que no podemos hacer nada y que las cosas se atrasan. Con el bebé en el pecho o en la espalda nos mantenemos al día mientras los bebés se acurrucan, nos abrazan, duermen, ven, escuchan y absorben todo.

2. Sabés que tu bebé está seguro
Cuando los tenemos en brazos, sabemos exactamente donde están, que tienen en las manos, que tienen en la boca, si están respirando y que necesitan. Sabemos que están seguros porque podemos verlos, escucharlos y sentirlos en nuestro cuerpo.

3. La conexión
Ponerte a tu bebé maximiza los abrazos y los cariñitos, lo hace cómodo, conveniente y no necesita las manos. En general a los abuelos, tíos, primos y amigos les encanta ponérselos por que genera una conexión única. Para los padres, es una oportunidad de conexión importante, ya que el bebé necesita estar cerca de su papá también.

4. Facilita la lactancia materna
Lo hace mucho más fácil y conveniente, les ayuda a ganar peso. Se puede hacer piel a piel para incrementar la producción de leche y no tenés que quedarte estacionada en tu sillón de lactancia o en la cama.

5. Se ve muy bien
Además de ser muy práctico, se ve bien. Los cargadores de ahora son lindos, hay mil colores, diseños y estilos.

6. Desarrollo del lenguaje
Cuando cargás a tu bebé de esta manera, tendés a narrarle lo que estás haciendo y a hablarle constantemente. Les cantamos, les hacemos preguntas, les relatamos la lista de ingredientes para la cena y a ellos les encanta oir nuestra voz. De esta manera los bebés escuchan muchas más palabras y aprenden a interactuar socialmente. Los niños expuestos a más lenguaje tienen vocabularios enriquecidos y están mejor preparados para tener éxito académicamente cuando llegan a primaria.

7. Mayor aprendizaje
Los sonidos normales del ambiente, el ruido de las actividades diarias puede asustarlos o tener valor de aprendizaje para ellos. Si el bebé está solo, los sonidos los van a asustar. Pero si está contigo va a aprender cosas. Como mamás filtramos lo que creemos que no es adecuado para nuestros bebés y les damos el sentimiento de seguridad cuando es expuesto a sonidos o experiencias nuevas, lo que dispone su cerebro a hacer nuevas conexiones en lugar de enfocarse en el miedo.

8. Una manera de ejercitarte
Por un lado, los cargadores distribuyen el peso del bebé adecuadamente para que los podamos cargar mucho más tiempo que lo que podríamos cargarlos en brazos. Pero además caminar con ellos así, contribuye a darnos fuerza y a mantenernos en forma.

9. Es muy divertido
Probá bailar con tu bebé en el pecho o en la espalda, son risas seguras mientras dan vueltas y saltan. Te vas a enamorar y no te lo vas a querer quitar nunca. Es como que se derritieran en tu pecho, no hay nada mejor que sentirlos descansar su cabeza en tu pecho mientras se quedan dormidos.

10. Libertad para explorar
Los cargadores te permiten ir donde los carruajes no llegan. Desde una caminata al aire libre y jugar en el agua hasta andar por una gran ciudad en transporte público, hasta el centro comercial se hace más fácil, sobre todo en Guatemala, donde muchas veces no consideran la accesibilidad para nosotras las mamás.

Usar un cargador con tu bebé hace todo mucho más fácil, alegre y hermoso. Y todo se maximiza si tenés más de uno. Si ya lo prácticabas compartí esta lista con alguna futura mamá o con alguna familia que podría beneficiarse de ello. Si sos nueva en ello o te gustaría probarlo investiga y apoyate de la experiencia de otras mamás expertas. Te recomendamos contactar a Viana Maza de Lomas Natural y a María Vasquez Cosenza de Mamakanguroo

Esperamos que te funcione muy bien y que te traiga mucho amor y alegría. Es lo mejor.

VIA HuffPost Parents